La Junta de Gobierno del COIARM se reúne con el Consejero de Agricultura, Antonio Luengo

  • Encuentro de trabajo y de colaboración para hablar del Mar Menor, reactivar el empleo agrario, futura PAC, apoyo a productos regionales, entre otros temas
  • El colegio propone la creación de una plataforma que aúne diferentes agentes del sector agroalimentario 

El decano Andrés Martínez Bastida, junto con miembros de la junta de gobierno del COIARM, se han reunido telemáticamente con el consejero para abordar los diferentes temas que hay puestos en marcha y establecer nuevas vías de trabajo para enfrentarnos a la nueva situación que estamos viviendo. Desde el colegio nos sentimos con ganas de trabajar y ayudar en lo que nuestro ámbito se refiere porque sabemos que estamos capacitados y podemos aportar y apoyar muchas de las actuaciones en el ámbito agroalimentario.

Uno de los temas que más tiempo se dedicó en el encuentro, fue conocer los trabajos colaborativos del Mar Menor, que desde la Confederación Hidrográfica del Segura, fueron encomendados al propio colegio junto con el IGME, Instituto Geológico y Minero de España, y la Universidad Politécnica de Cartagena; para establecer medidas a corto plazo sobre las zonas y medidas de aplicación de cultivos en la cuenca vertiente del Mar Menor. A su vez, el consejero nos ofreció actuar de forma coordinada en un grupo de trabajo dentro del Mar Menor, ya que la figura del ingeniero agrónomo es clave y está cualificado para abordar mejoras en las prácticas agrarias.


El COIARM trasladó propuesta sobre la figura del "operador agroambiental", figura que se contempló en el Decreto-Ley n.º 2/2019, de 26 de diciembre, de Protección Integral del Mar Menor. Tal y como en su día se especificó, las explotaciones agrícolas deberán disponer de dicho operador agroambiental, responsable del asesoramiento para que el titular de la explotación cumpla adecuadamente las obligaciones y el programa de actuación y en su caso de elaborar la información o documentación que deba aportarse o presentarse ante la Consejería competente para el control de la contaminación por nitratos.

El empleo en el sector agrario también tuvo una mención importante, incluso aplaudida por nuestro decano, después de haber conocido la reciente orden aprobada para la Región de Murcia, donde la  Comunidad Autónoma fijaba como criterio de proximidad para los trabajadores del sector agrario la totalidad del territorio de la Región de Murcia, además del mismo término municipal o términos limítrofes del centro de trabajo, hasta el 30 de junio de este año. BORM 2096 Orden de 28 de abril de 2020

Sobre este respecto, el COIARM, planteó y tendió la mano en materia de formación. Ayudar a estos trabajadores, muchos de ellos provenientes de otros sectores y en los que vemos que es importante darles formación, así como medidas de prevención tanto ahora sobre el COVID-19 como de otros riesgos. El consejero nos planteó que desarrollemos una guía de prevención de riesgos laborales en el sector agrario, incluyendo normativas y métodos de trabajo.

El COIARM también expuso otras inquietudes como la futura PAC, puesto que es necesario planificar y llevar a cabo una estrategia conjunta pero conociendo la estadística y mapas de actuación de cultivos, para poder cumplir con las líneas estratégicas que marca Europa dentro del Pacto Verde Europeo. Y también trasladó la oportunidad de promocionar los productos regionales en diferentes ámbitos; desde la educación, en los colegios para crear hábitos saludables hasta crear sinergias con cadenas de alimentación para ofrecer y presentar los productos de manera más destacada. Hacer hincapié en los productos de nuestra región y el consumo de temporada.

El decano planteó la idea de crear una plataforma aunando fuerzas con diferentes agentes del sector agroalimentario, a lo que el consejero dio vía libre para preparar una memoria y la colaboración de la institución para la construcción de dicha plataforma.

Sin duda, un encuentro virtual, lleno de planes y agradecidos por participar. Lo destacado es buscar soluciones y trasladar a la administración competente las opiniones y actuación de los ingenieros agrónomos.