Entra en vigor la nueva orden sobre Medidas Fitosanitarias a adoptar en caso de acumulación de restos vegetales

Medidas fitosanitarias:

• Necesidad de presentar una Declaración Responsable que se acompañe de un informe técnico de asesor en Gestión Integrada de Plagas.
• Queda prohibida la quema de rastrojos y demás restos vegetales procedentes de la poda, excepto por razones fitosanitarias acreditadas.

• La quema controlada "in situ" de restos vegetales procedentes de la poda y otras operaciones de cultivo generados en la propia explotación, se podrá adoptar como medida fitosanitaria para evitar la propagación de plagas.

 Acaba de entrar en vigor la nueva Orden que establece las medidas fitosanitarias en caso de acumulación de restos vegetales. La orden publicada en el BORM. establece un programa de control para comprobar su cumplimiento. Orden BORM

Los agricultores deberán presentar ante la Consejería de Agricultura una Declaración Responsable con un informe técnico que acredite la existencia de riesgo de plaga.

La nueva Orden, de 30 de diciembre de 2020, modifica a la anterior, de 19 de octubre de 2017.
Así, queda prohibida la quema de rastrojos y demás restos vegetales procedentes de la poda, excepto por razones fitosanitarias acreditadas. No obstante, la quema controlada 'in situ' de restos vegetales procedentes de la poda y otras operaciones de cultivo generados en la propia explotación se podrá adoptar como medida fitosanitaria para evitar la propagación de plagas, reducir su población, mitigar sus efectos o conseguir su erradicación de los organismos nocivos.

Para otorgar mayor seguridad jurídica tanto a los interesados como a las administraciones, se establece la necesidad de presentar una Declaración Responsable que se acompañe de un informe técnico de asesor en Gestión Integrada de Plagas, como actuación previa a la realización de esta medida.
El justificante de presentación de dicha Declaración y el informe favorable que, en su caso, procediera se acompañará a la comunicación previa que el interesado debe presentar ante la Administración local competente para la determinación de medidas en materia de protección contra la contaminación atmosférica y la salud, siempre y cuando dicha quema afecte o pueda afectar a la población del núcleo urbano.

De esta forma, se modifica el artículo 3, que anteriormente declaraba que no era necesaria autorización individualizada para cada uno de los agricultores o empresas agrícolas que precisen de la realización de esta medida fitosanitaria con el fin de justificar el riesgo fitosanitario de su explotación por la propagación de plagas de los restos.
La Orden recoge un modelo de Declaración Responsable que los agricultores deberán presentar en la Consejería de Agricultura para acreditar la existencia del riesgo fitosanitario de la explotación por la propagación de plagas de los restos vegetales existentes en las mismas, así como la imposibilidad de su eliminación mediante otros sistemas alternativos prioritarios como su valorización por gestor autorizado o su incorporación al suelo mediante triturado o picado, entre otros.

Esta Declaración Responsable deberá acompañarse obligatoriamente de informe técnico emitido por un asesor en Gestión Integrada de Plagas, inscrito en el Registro Oficial de Productores y Operadores de medios de defensa fitosanitaria (ROPO), en el que quede justificado el concreto riesgo fitosanitario de la explotación. Además, deberá incluir los datos del titular de la parcela, las referencias SIGPAC y paraje, la superficie, la fecha de inspección, los cultivos afectados, la justificación razonada, los cultivos colindantes que pudieran verse afectados, así como el nombre del Asesor en Gestión Integrada de Plagas