Antonio Conesa: “Antes veía lo que podía venir en los siguientes diez años, ahora no veo ni lo que va a pasar al final de este”

220708 antonio conesaAntonio Conesa lleva tres décadas trabajando en explotaciones ganaderas como ingeniero agrónomo. Conoce al dedillo los procesos para poner en marcha instalaciones porcinas y nos llama la atención sobre la ingente cantidad de leyes que rigen en España para regular este sector. Mantiene que el bienestar animal ya estaba en la genética de los buenos ganaderos antes de que se aprobaran directivas europeas en este sentido. Y reconoce que el sector está concienciado para seguir trabajando en la sostenibilidad ambiental. "Cada vez menos explotaciones pero de mayor tamaño, controladas por integradoras con mataderos propios, a los que se exige estar incluso por encima de los estándares establecidos en la legislación".

 

¿Cómo cree que percibe la sociedad a los ingenieros agrónomos?

En principio, pocos son conscientes de que el ingeniero agrónomo se dedica a la actividad más esencial para el ser humano junto con la sanidad, que es la alimentación. Alimentación que gracias al desarrollo de proyectos y tecnologías cada vez más eficientes y con procesos productivos de menor impacto ambiental han llevado a poder alimentar con mayor seguridad y menor coste a la sociedad. Por tanto, pienso que no se percibe como se merece. 

¿Cuáles cree que son las claves del éxito en nuestra profesión?
Actualización día a día de los nuevos avances, legislación dentro del campo donde nos movemos e ilusión por nuestro trabajo. También un buen trabajo de comunicación para que la sociedad conozca nuestros logros.

¿Cómo se ha conseguido ganar la confianza de los ciudadanos?
No tengo claro que se haya conseguido la confianza de los ciudadanos en todos los sectores. Muchos nos atacan manipulando y tergiversando las cosas con el objetivo de engañar a la sociedad; y estos que nos atacan, personalmente, no creo que lo hagan por altruismo en la defensa del medioambiente.

 

<<Muchos nos atacan manipulando y tergiversando las cosas con el objetivo de engañar a la sociedad; y estos que nos atacan, personalmente, no creo que lo hagan por altruismo en la defensa del medioambiente>>

 

¿Qué hemos aportado a la sociedad a lo largo de las últimas décadas?
En el caso de España, además de aportar una mejor alimentación, más sana y más segura, conseguir que del salario medio solo tengamos que destinar a ella un 20%. Aunque ahora, con el incremento de los costes energéticos y, todo hay que decirlo, la especulación, ese porcentaje va a subir algunos puntos.

Lleva usted casi 30 años trabajando como ingeniero agrónomo en explotaciones ganaderas. ¿Han cambiado la visión del bienestar animal y de la sostenibilidad ambiental en ese periodo?
La visión del bienestar animal siempre ha estado presente, ya que el buen ganadero siempre tuvo claro que un mayor bienestar animal repercute en una mayor producción. De hecho, la primera directiva que apareció en relación al bienestar animal no implicaba nada que no se hiciese ya con anterioridad en las buenas empresas. En relación al tema medioambiental, sí que ha cambiado mucho más la visión. Antes no se preocupaba prácticamente nadie de las emisiones –si acaso de los olores– o la contaminación de acuíferos. Pero esto último es mucho más debido al uso de fertilizantes inorgánicos que al estiércol ganadero, y no solo lo digo yo, sino una reciente investigación de 10 años que ha hecho una agroecóloga de Reino Unido.

¿Cuál es el papel de un ingeniero agrónomo en una explotación ganadera?
El proceso de implantación de una nueva explotación ganadera empieza con el estudio de la zona y los terrenos, el estudio de la legislación de la zona de ubicación, la redacción de los proyectos y los estudios de impacto ambiental. Luego viene la tramitación –lo más difícil– para conseguir una AAI o una DIA, y en caso de ser necesario, la redacción de los proyectos de ejecución con toda su obra civil e instalaciones cada día más tecnificadas y con más electrónica y ordenadores para tener el ambiente y la alimentación bajo control. Para finalizar, el control y redacción de informes durante la fase de explotación, así como el mantenimiento de las mismas y la adaptación a nuevas leyes que van apareciendo con los años.

¿Qué iniciativas ha ayudado usted a poner en marcha en las empresas del Grupo Fuertes?
Inicialmente cambié el tipo de obra civil, normalmente estructuras de edificios metálicas, a estructuras de hormigón pretensado. Se aumentó también el grado de aislamiento de cubiertas y cerramientos, y se cambiaron materiales por otros más resistentes al ambiente de las naves ganaderas. También he recorrido innumerables explotaciones por toda Europa, donde hacían tratamientos de depuración de purines, para implementar el mejor modelo a nuestra climatología y condiciones. En el caso de la producción de cerdo ibérico, hice que se incorporara el sistema de alimentación computerizada en sopa, donde se redujo enormemente el consumo de pienso y agua respecto al sistema tradicional de tolva en seco. Y muchas más cosas para adaptarnos a las nuevas tecnologías que han ido apareciendo.

 

<<La visión del bienestar animal siempre ha estado presente, ya que el buen ganadero siempre tuvo claro que un mayor bienestar animal repercute en una mayor producción>>

 

En Grupo Fuertes han dado un paso de gigante en el tratamiento de purines. ¿En qué consiste?
Llevamos más de 20 años probando diferentes tipos de tratamientos. Lo único que no ha cambiado ha sido el primer paso: todo proceso de depuración empieza por una separación de las fases sólida y líquida del purín, a partir de lo cual hemos probado innumerables procesos y sistemas. El último, en colaboración con la UPCT, ha sido que tras la separación de fases, incorporamos una microfiltración a 80 micras y después un proceso de decantación sin adición de polímeros coagulantes. El líquido, separado y decantado, pasa a biofiltros de grava y arena, donde se fijan bacterias que van alimentándose del efluente de decantación, y aún se depura más, rebajando todos los parámetros que pueden inducir a contaminación. Además, este proceso, a diferencia de otros físico-químicos con adicción de coagulantes u otros productos, produce un agua salina sin el más mínimo olor que puede utilizarse diluida en agua de riego. Estamos estudiando una ósmosis inversa para utilizarla directamente sin necesidad de dilución en más agua de riego, ya que hay instalaciones en zonas de secano que solo disponen de agua para la granja en sí.

¿Cree que la cadena agroalimentaria está tan mentalizada como el Grupo Fuertes en la sostenibilidad de su actividad?
Sí, en nuestro sector hay cada vez menos explotaciones pero de mayor tamaño, controladas por integradoras con mataderos propios, a los que se exige estar incluso por encima de los estándares establecidos en la legislación. Todos los eslabones son conscientes de que hay que dar a la sociedad lo que esta exige. El problema dentro de Europa, que aún se percibe más en nuestro país, es que esto conlleva un aumento de costes que luego no todos los bolsillos están dispuestos a pagar. Es el caso, por ejemplo, de la agricultura y la avicultura ecológicas: al tener mayores precios, el porcentaje de ventas sobre el total es muy bajo y no termina de despegar.

 

<<Sí, en nuestro sector hay cada vez menos explotaciones pero de mayor tamaño, controladas por integradoras con mataderos propios, a los que se exige estar incluso por encima de los estándares establecidos en la legislación>>

 

¿Cómo definiría la evolución que ha experimentado nuestra profesión en las últimas décadas?

Cada día va todo a más velocidad. De redactar un proyecto a máquina de escribir y planos a mano a la actualidad, que podemos hacer un proyecto en una semana que antes serían meses de trabajo; pero asimismo, todo se ha complicado más también con la legislación que ha ido apareciendo. Tenemos casi 200.000 leyes en España, incluso cada comunidad autónoma las suyas. Yo que trabajo en cuatro diferentes, hay días que no sé en cual estoy. La mayor evolución ha sido, por otro lado, la transición de instalaciones mecánicas a electrónicas, que ahora están presentes en todo proceso por la automatización y la computerización.

¿Qué amenazas acechan a la profesión?
No veo amenazas a nuestra profesión, salvo que dentro de Europa, el lobby industrial, creo, presiona a los políticos para que se aumenten las importaciones extracomunitarias de alimentos y otras veces para controlar la inflación. Pero cada día tenemos a una población mundial mayor que alimentar y hemos de hacerlo incluso con menores recursos. Tenemos mucho reto por delante para conseguir eso.

 

<<Tenemos casi 200.000 leyes en España, incluso cada comunidad autónoma las suyas. Yo que trabajo en cuatro diferentes, hay días que no sé en cual estoy>>

¿A qué retos nos enfrentamos?
Dentro de Europa, cada día será un nuevo apretón de tuercas para ser más eficientes y sostenibles ambientalmente. Cada vez van a quedar menos empresas y con la producción más concentrada, lo que llevará a más asalariados y menos ingenieros que puedan trabajar por libre. Trabajar como ingeniero para la Administración pública en estos momentos es muy diferente a hacerlo en una empresa privada, pero no todos podemos estar en la Administración pública.

¿Cuáles son los sectores de futuro para los ingenieros agrónomos?
Antes veía lo que podía venir en los siguientes diez años, ahora no veo ni lo que va a pasar al final de este. La incertidumbre es enorme en estos momentos. Pero como he comentado anteriormente, tendremos que seguir alimentando a una población mundial cada vez mayor, con menos recursos, sobre todo en Europa, ya que Asia está acaparando todo lo que puede, y cada día necesita más recursos y materias primas. La profesión de ingeniero agrónomo es realmente una de la que más campos diferentes abarca, y de las que más especialización tiene. No hay sectores de futuro concretos, nos lo tendremos que trabajar día a día, y entonces tendremos futuro.

CookiesAccept

Utilizamos cookies para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y, en determinados casos, poder mostrarte publicidad en función de tus hábitos de navegación. Por favor, lee nuestra Política de Cookies para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y otra información de interés. Más Información

Acepto